30 de mayo de 2009

Las Cosas Tienen Movimiento

Esto es otra cosa... y qué cosa!... Baglietto, Lerner y Páez (de extraño buzo violeta) cantan en el programa de Badía como si estuvieran en su casa la hermosa "Las Cosas Tienen Movimiento". Increible... para quedarse mirando (y pensando).



FUENTE:El Boxitracio

Videos Del Luna

Algunos Temas Del Jueves En El Luna Park

Lejos En Berlin



11 y 6



A Rodar Mi Vida - Con Fabiana Cantilo



Polaroid De Locura Ordinaria

29 de mayo de 2009

Una Noche En El Luna Park





20:10Hs
Acabo de llegar de mi pueblo. Me encuentro en el barrio de Palermo y en instantes partiré hacia el Luna Park.

Cuando íbamos entrando a la Terminal de Ómnibus de Retiro pudimos ver, además del coqueto barrio de Puerto Madero y la Villa 31, a el famoso estadio Luna Park.
Ahí estaba el gigante escenario esperando la segunda presentación de Páez después de 6 años de ausencia.

Los nervios empiezan a sentirse en la piel. ¿Hace frío, hace calor?... ya ni sé.
Espero una noche de mucho rock and roll... cantos y saltos y mucha energía... a full!.

A la vuelta les cuento...

2:00Hs
Podríamos decir que el show fue tal cual al anterior, al día Jueves. Lo único que lo diferenciaron fue que Páez se cortó un dedo apenas arrancó el show (con la viola) y que tomaba agua ("hoy tomás agua" Paez Dixit). No se el Jueves... pero a mí me pareció que no estuvo a la altura del show. Sobre todo en momentos en donde la energía del escenario era muy potente y yo me tenía que quedar sentado porque ¡TODOS SE QUEDABAN SENTADOS¡.

Me encantó verlo a Baglietto con Páez. Fue una especie de reconocimiento (creo) a él bueno de Juan Carlos. El Luna explotó en un aplauso que me daba la razón.

Quizás por ser la segunda noche, se veía a todos relajados. Sobre todo a Páez. No hubo mucho ida y vuelta con el publico. Fito se dedicó más que nada a cantar y a gritar más que nunca.

Hubo muchas guittarras, los The Killer Burritos sonaron potentes (a veces repetitivos en ritmos) y me quedé pensando en como será la nueva banda de Páez modelo 2009/20010.

Este show marcó mi despedida de los show de Páez, por lo menos por esfuerzo propio y me dejó un sabor dulce en la boca.
¿Nos volveremos a ver?...

m@iT()

El Luna Ayer


No importa si es Baires o Madrid o si la lluvia cae sobre Medellín o París, los recitales de Fito Páez siempre están atravesados por dos infinitivos: entregar y compartir. En la primera de las sus funciones en el Luna Park, el rosarino tomó la columna vertebral de su última producción en vivo (el goce de cantar tanto solo como acompañado) para recorrer de punta a punta su carrera, sustentado por los coterráneos The Killer Burritos y por invitados que resignificaron la esencia de sus letras. Así, Fito fue para arriba con "Salir al sol", se metió en un bar céntrico con "11 y 6" y fue paulatinamente contagiando el optimismo de El mundo cabe en una canción a través de sus dos himnos arrebatados: "Eso que llevas ahí" y "Enloquecer". Como si ese "no seas tan drástica, por fin sacudítelo, si no nunca vas a ser feliz" fuera una invitación a la estridencia de las guitarras, Juanse Paranoico pisó el escenario en clave rojo furioso - todos los invitados llevaban ese color en su vestimenta -, con una "Naturaleza sangre" más rock 'n bluesera y la propia "Sigue girando".

"Si estás como cegado de poder, tirate un cable a tierra", "Hay ciertas cosas que ya no están, dame un talismán", "Cuando el pecho aprieta a más no poder, cantá, cantar hace bien (.) yo se que te aliviará la pena". Ninguna de estas canciones estuvieron dentro del repertorio, pero el mensaje común de encontrar un hueco esperanzador en la música fue lo que definió el segundo segmento del recital, ése en el que Fito se reencontró, a solas, con su piano. En "El amor después del amor", "Dos días en la vida" y "Tumbas de la gloria" no se oyeron ni las intervenciones de Claudia Puyó, ni los lamentos de Fabi Cantilo y Celeste Carballo, ni el sonido laberíntico propio de esa oda al amor sin salida. Sin embargo, nada de esto impidió que Fito, cual profeta, enalteciera el poder curativo de la energía positiva (ese "las sombras que allí estuvieron no estarán" lo dejó a merced del público), sin grandilocuencia, más bien trabajando con la mínima expresión, como queriendo volver a las fuentes, a Los Beatles, a la caña Legui y a las maravillas de su Rosario de pobres corazones. No es casual, entonces, que Carlos Bandera y Gonzalo Aloras aparecieran para emprender con él esa travesía por los recuerdos con "La rueda mágica" y "Normal I", dos canciones nostálgicas por excelencia, evocadoras del placer del primer contacto con la música a través de "un póster y una Gibson Les Paul" y del despertar adolescente "cuando el uniforme generaba frenesí". En medio de ese clima retrospectivo, Fito aludió al grupo Irreal y a su abanderado, Juan Carlos Baglietto, quien subió al escenario y se llevó la ovación de la noche antes y después de "Contigo" y de la infaltable "La vida es una moneda".

Luego, Páez se fue despidiendo a todo pulmón, desde "Dar es dar", pasando por la confesional "Al lado del camino", la desgarradora "Ciudad de pobres corazones" y la intensa "A rodar la vida", en la que sí lo acompañó Fabi Cantilo. Pero nada podía resolverse si el nombre de Charly no entraba en la ecuación. Por eso, el rosarino llegó (e hizo llegar) al clímax con una rotunda versión de "Cerca de la revolución" para de inmediato reconfirmar que lleva la voz cantante y el destino errante con "Mariposa tecknicolor", cuyo espíritu festivo se cristalizó mediante una lluvia de globos multicolores.

Con su primer show en el Luna, Fito Páez demostró que no necesita ni trabajar la puesta en escena (elegante y sobria) ni valerse de explosiones y brillitos. Con buenas compañías, el piano y un mensaje circular (salir, vivir y dejar una señal), el rosarino sigue siendo ese pibe triste y encantado que solo quiere darnos cosas simples: sus canciones.

Por Milagros Amondaray




Lista de temas:
Tratame bien
Salir al sol
11 y 6
Lejos en Berlín
Taquicardia
Eso que llevas ahí
Enloquecer
Naturaleza sangre
Sigue girando
Polaroid de locura ordinaria
La tormenta
El amor después del amor
Dos días en la vida
Volver a mí
She's mine
Dale alegría a mi corazón
Tema de Piluso
Tumbas de la gloria
La rueda mágica
Normal I
Contigo
La vida es una moneda
Dar es dar
Al lado del camino
Brillante sobre el mic
Tercer mundo
Ciudad de pobres corazones
A rodar la vida
Un vestido y un amor
Cerca de la revolución
Mariposa tecknicolor

FUENTE: http://www.rollingstone.com.ar/nota.asp?nota_id=1133501

28 de mayo de 2009

Hoy y Mañana Fito En El Luna


Tras seis años de ausencia, Fito Páez regresará desde hoy al estadio Luna Park, donde para jueves y viernes ofrecerá sendos recitales eléctricos, de la mano de los rosarinos The Killer Burritos, junto a quienes ya dio algunos conciertos.

En esta nueva presentación porteña, el artista promete entregar un repertorio de canciones versionadas al mejor estilo visceral y crudo de los Burritos.

La lista de temas abarcará temas como "Taquicardia", "Ciudad de pobres corazones", "Salir al sol", "Narciso y Quasimodo", "La ciudad de los pibes sin calma" y "Track - track" aunque habrá también espacio para la intimidad con composiciones que interpretará solo al piano.

27 de mayo de 2009

Alina Gandini & Hotelera en La Trastienda Club


Alina Gandini & Hotelera
Jueves 4 de Junio - 21.00 hs.
La Trastienda Club - Balcarce 460
desde $ 25.-
por sistema Ticketek 5237 7200, www.ticketek.com.ar, leechi, soyrock, locuras,
o en Boleteria de La Trastienda Club de 10 a 18

Alina Gandini junto a su banda, la ya mitica "Hotelera", presenta en La Trastienda Club su exitoso y halagado primer disco: "El Rock es mi forma de ser" canciones de rock nacional en formato jazz o el jazz utilizado como puente con el rock nacional.
En ese material participaron Charly Garcia, Gustavo Cerati, Fito Paez y Andres Calamaro.

Tambien en esta presentacion se dara paso a los temas que formaran parte de su segundo disco y que ampliaran la coleccion de canciones de rock nacional versionados por Alina y su banda.

Un parrafo aparte merece la Hotelera, una mini seleccion de grandes y exiquisitos musicos: Matias Mango (Piano), Marcelo Baraj (Bateria), Claudia Sinesi (Bajo), Sergio Wagner (Trompeta) y Chesi (Guitarra)

FMI, Mil horas, Jet Set, Mi novia se cayo..., Amor en Avellaneda, Cerca de la Revolucion, Polaroid de locura ordinaria, Talisman, No Bombardeen Bs. As. y muchos mas forman la lista que se escuchara en LTC, imperdible!!

http://www.myspace.com/alinagandini
http://www.ticketek.com.ar
http://www.latrastienda.com

26 de mayo de 2009

“No Hay Políticos Con El Rigor De Spinetta”

Fito Páez apuesta fuerte en su regreso a la Argentina, luego de una exitosa gira por España en la que agotó las entradas de todos los recitales que ofreció. Estuvo en Molina de Segura, Bilbao, Barcelona, Salamanca, Valladolid, Tenerife, Lanzarote y Madrid. Y también anduvo por Londres, donde dio un concierto muy particular, el primero para él en la capital inglesa: fue en The Union Chapell, una iglesia donde alguna vez se presentó U2. Y ahora llegan nada menos que dos funciones en el Luna Park –28 y 29 de mayo–, con The Killer Burritos como banda de apoyo. “Será un concierto largo, con algunos invitados –adelanta Páez a PERFIL–. Van a estar Juanse y muchos rosarinos: Juan Carlos Baglietto, Carlos Vandera, Gonzalo Aloras... Y habrá un repertorio amplio, con temas de distintas épocas. No me jode que me pidan temas viejos. Me parece que en la música hay convenciones, y que está bueno que sea así. A mí me gusta que me pidan 11 y 6, es una canción que no me aburro de tocar. Hay que tener en cuenta que vos podés ir a una velocidad determinada con tu viaje, pero que no todos tienen por que seguirte. Yo pienso que es obligatorio hacer los clásicos.” Páez tiene este año una agenda apretadísima –más conciertos, la terminación del guión para una película (Novela, cuya primera versión escribió en 1989 con la colaboración del cineasta Carlos Sorín y el actual director de la Biblioteca Nacional, Horacio González), la composición de los temas para un nuevo álbum–, pero aun así mantiene un espacio considerable para la crianza de sus hijos, Martín y Margarita, y se preocupa por seguir el estado de salud de su amigo Charly García, a quien ha visitado no hace mucho.
—¿Cómo lo viste a Charly?
—Bueno, sé lo mismo que todo el mundo, que está haciendo un proceso de rehabilitación. Pero escuché los temas nuevos que hizo y la verdad es que son impresionantes.
—¿Eso no se suele decir por compromiso cuando se habla de artistas con mucha trayectoria?
—En mi caso, no. No sé... Cuando hablan mal de artistas como Almodóvar o Woody Allen, yo me pregunto si no se dan cuenta de que siempre ahí hay algo que está bueno. Hay que hacer fuerza sobre lo que interesa, no sobre lo que no interesa. Siempre estos tipos de artistas tienen algo insólito, una mirada, una frase, algo que te hace volver a reconocer una continuidad en su obra. Lo que a veces sucede es que uno no está conectado con ese momento del artista. En ese tipo de discusiones yo elijo callarme, no peleo más por estas cosas. lostemas?
—¿Dónde escuchaste?
—En lo de Ramón (por Palito Ortega). Charly está afrontando un proceso de rehabilitación que será largo y duro. Pero va a volver a tocar antes de fin de año, seguro. Es un episodio en su vida, nada más. Todos pasamos por momentos difíciles, en algunos casos se conocen públicamente y en otros no. Pero como Argentina es un país tan icónico, todo el mundo está preocupado por lo que le pasa a EL, con mayúsculas. ¡Hay que fijarse un poco más en la casa de uno, che! Charly es uno de los artistas más importantes de la Argentina y del mundo, hay que estar muy atento a su obra. Y en el material nuevo, les aseguro, hay muchas de esas canciones de Charly inolvidables.

—¿Conocías a Ortega?
—Hace unos cuantos años vino a un concierto mío en Miami. Y ahora, con esto de Charly, conversamos varias veces por teléfono y nos vimos algunas otras. Es un vínculo liviano pero cálido. Palito ha sido una influencia saludable para Charly.
—Vamos a tu propia salud. Se estuvo hablando de un pico de estrés o algo así. ¿Cómo es eso?
—Yo no leo diarios y no miro televisión, así que no sé exactamente qué se publica sobre mí, salvo cuando alguien me lo cuenta. Es mi jefa de prensa la que me cuenta todo (risas). Pero bueno, aclaro: estoy bien, y no tengo tiempo para tener estrés (risas). Lo que pasó en Bolivia fue sencillo: los organizadores del concierto no llegaron a armar bien la fecha y decidieron inventar la famosa enfermedad del artista, un clásico para zafar. No es la primera vez que me pasa.
—Hace poco tocaste por primera vez en Londres. ¿Cómo fue la experiencia?
—Fue un concierto más dentro del tour español, digamos. Una escapadita. El lugar estaba lleno, con gran mayoría de latinoamericanos: argentinos, peruanos, uruguayos, ecuatorianos, colombianos, mexicanos y algunos amigos ingleses de esa gente. Sentí esa energía especial que se experimenta cuando tocás en ciudades que tienen una historia musical tan rica. Ya me había pasado en Río de Janeiro, en Santiago de Chile y naturalmente en Buenos Aires, todas ciudades que también son potentes. Londres tiene una fuerza muy especial. Hacía rato que no me ponía tan nervioso en un concierto. Y cuando iba por el tercer o cuarto tema me puse a tocar London Calling, de The Clash. Necesitaba conectarme de algún modo con el lugar. Fue en una iglesia que también funciona como comedor para indigentes, algo muy curioso. Ya había estado en Londres, grabando y mezclando en Abbey Road, por ejemplo, pero nunca había tocado. Fue genial.
—¿Vivirías ahí?
—Sí, es una ciudad favorita, sin dudas. Pero me gustaría tener muchas vidas para vivir en distintas ciudades. Me gustan mucho Santiago de Chile, México, Río de Janeiro, Montevideo, Madrid, La Habana... Y he tenido el privilegio de vivir en algunas de ellas largas temporadas.
—¿Cómo llegaste a hacer el tema de “Tratame bien” (unitario de Pol-ka con Cecilia Roth y Julio Chávez)?
—Cecilia me contó la idea y me entusiasmó mucho. Después me llamó Suar y le dije que yo no hago cosas a pedido, que no es mi modo de trabajo. Lo hice alguna vez con Piojos y piojitos, un disco para chicos para el que me convocó Grinbank, pero no más que eso. Acá lo que pasó es que me sedujo mucho el título del programa. Y estuve con esa idea dándome vueltas en la cabeza todo el verano, hasta que llegó un día en el que decidí sentarme en el piano de casa y se me cayeron tres acordes. Esa es la historia completa.
—Ese programa aborda los conflictos comunes de un matrimonio tipo. Problemas que vos desde hace un tiempo mirás con cierta distancia...
—Sí, sí, ¡y estoy muy bien así! (risas) Estoy muy dedicado a mis hijos –Martín y Margarita– y está yendo todo muy bien. Estoy con muchas cosas ahora, nunca me pasó de estar con tantas cosas a la vez, y para una pareja se necesita tiempo. Pero cuando te agarra, te agarra. No se puede teorizar sobre eso ni hacer proyecciones. Supongo que la vida es la resultante entre lo que uno desea y lo que puede. Y ahí te movés, tenés suerte o no.
Algunos otros temas políticos. —¿Qué posición tuviste durante el conflicto entre el Gobierno y sectores del campo? —Pensaba en el secuestro y la vejación del cuerpo de Eva y en el asesinato de Aramburu. Me parece que todavía estamos discutiendo eso, viendo quién la tiene más grande. No sé... No hay proyectos serios. El otro día veía unos afiches de Francisco de Nárváez que dicen “hagamos un plan”. ¿Cómo “hagamos un plan”? ¡Presentame uno vos, es tu tarea como político! Algunas cosas son alarmantes. No tenemos una dirigencia política que haya crecido como ha crecido Luis Alberto Spinetta como artista. Acá no hay gente con ese rigor. Afuera sí, Lula y la Bachelet son un buen ejemplo.
—¿Chávez?
—No me gusta, me parece el representante de una vieja escuela peleadora. Prefiero políticos más sobrios, más inteligentes. El culto a la personalidad en la vida política no es bueno.
—Vos hablaste de “tinellización de la cultura en la Argentina hace años. ¿Seguimos en esa?
—¡Es verdad, fue hace mucho eso! (risas) Pasa en todo el mundo: hay un programa en horario central, con mucho rating, con mucha repercusión social. Pero después cada uno tiene lo que se merece. En España puede ser Buenafuente (Andreu Buenafuente Moreno es un elogiado humorista, presentador y productor español), en Brasil Jo Soares (humorista, actor y presentador de la TV brasileña, conocido por la calidad de sus entrevistas) y acá Tinelli. Lo preocupante es el espacio que ocupa el programa de Tinelli en otros medios. Pero no es casual, los medios están monopolizados por grupos económicos con intereses muy determinados en los negocios.
—¿Viste a tu imitador?
—No, pero supongo que debe ser gracioso. No me molesta.
—¿Tus hijos ven mucha televisión?
—No dejo que vean mucha tele. Ven alguna serie y muchas películas, pero también pintan, cantan y bailan. Hacen otras cosas y tienen mucha alegría de vivir.
Expectativas con el kirchnerismo.

Cerca de las elecciones, Páez acepta dar su mirada que es escéptica: “Tenía expectativas más altas sobre cómo el kirchnerismo podía llevar adelante una reorganización del PJ y la renovación del tipo de pensamiento tradicional de la dirigencia política. Creo que siguen atados a una forma vieja de pensar la política, muy pendientes de las rencillas del pasado. Una dirigencia política culta y que pueda comprender la historia debería encontrar una solución a las viejas tensiones de este país. Pero es difícil porque ninguno ha escuchado a los Rolling Stones, ni sabe quiénes son Charly o Fogwill. Ojo, también soy consciente de que no es fácil estar en el sillón de Rivadavia. Y creo que la oposición en los medios es muy salvaje. Por eso no leo los diarios, me aburren. No soy antikirchnerista, anti-Cristina ni antinada. Pero entiendo que para ocupar ese lugar hay que tener la decencia de saber negociar, es un lugar que te obliga a eso, no se puede poner tu vanidad en juego. En definitiva, me parece que falta gente patriota, que pueda pensar en todos los argentinos. Hay que sentarse a negociar, insisto. Con la ley en la mano, eso sí, pero negociar. Lo frustrante es comprobar que la democracia está muy por debajo de las expectativas que teníamos hace unos años, eso es muy duro. Pasá por la 31, que es acá a diez cuadras, si no. No se puede creer... Los políticos parecen vivir en una realidad paralela, cuando se ponen hablar de números y de internas. Hay excepciones, claro. La gestión de la intendencia de Rosario y el trabajo de Binner como gobernador de Santa Fe son para destacar. Pero en general me parece que hace falta menos yo y más nosotros”.

FUENTE: Perfil

Chango Vian


Unos tres meses atrás, Andy Chango le puso una mano en el hombro al rey de España. Fue en la recepción que los reyes hicieron para Cristina Kirchner en el Palacio Real, allá en Madrid, pero Chango no recupera el momento en esta calurosa tarde porteña por ninguno de esos títulos de nobleza o nombres propios, sino porque recuerda que esa mismísima noche una señora rubia se acercó del brazo de su marido para decirle que ella tenía su piano rojo, que lo había comprado en un remate para Unicef. Porque resulta que el famoso piano que engalanaba el living del recoleto departamento porteño de Andrés Calamaro –del que fue expulsado por sus vecinos, en plena euforia creativa que lo terminaría llevando hasta su penta-Salmón– supo ser suyo. “En realidad, antes de ser rojo, primero fue de Alina Gandini. Después fue del Colorado Arbiser, afinador del Colón y amigo de Luca, que lo pintó –precisa quien asegura haberlo disfrutado en sus mejores épocas de chico de Palermo con terrible casa familiar, piano de cola rojo incluido–. Después se lo canjeé a Calamaro por un piano que me dio acá en España. Y Andrés, en su mejor momento, lo marcó legendariamente con un bate de béisbol.” El aparente final de su curioso recorrido llegó cuando, desprendiéndose de aquellos agitados recuerdos aún marcados, Calamaro lo donó dos años atrás para un remate online gestionado por Unicef. Pero el verdadero final de la historia lo está contando ahora Andy Chango, y aunque el remate –y toda la trama, en realidad– sorprenda y le saque una sonrisa a quien lo escucha (y también sonría el narrador, celebrando que la anécdota cierre de manera casi perfecta), de alguna forma extraña la historia no termina de ser ninguna sorpresa. Porque Andy Chango está hecho para vivir y protagonizar esta clase de anécdotas, siempre desde los márgenes de eso llamado rock nacional. O de eso llamado rock, a secas. Porque el lugar que ocupa en ese devenir del piano rojo es el que parece ocupar su música dentro de esa gran familia que a veces parece ser el rock local.
Protagonista de una banda de éxito efímero a mediados de los ‘90, Chango apareció realmente en escena con un pegadizo y polémico disco debut antes de que terminase la década, en el que sonaba como heredero de Fito Páez y Calamaro –dicho esto casi de la misma manera en que Prodan dijo alguna vez que Páez era el hijo de Charly García y Nito Mestre–, y que resumía y celebraba, con gracia y sensibilidad, los devenires alrededor del segundo ítem de la santa trilogía del género: las drogas. Pero acto seguido se inmoló públicamente como artista con apariciones televisivas casi heroicas, polemizando con cruzados antidrogas de toda calaña, que en el fondo deben haberse sentido como alguna vez bromeó el mítico cómico norteamericano Bill Hicks: “Si estamos peleando una guerra contra las drogas y los drogados nos ganan... ¿qué quiere decirnos eso?”
Dos discos y ocho años después, Andy Chango regresa a Buenos Aires con otro álbum bajo el brazo, mucho menos polémico y endogámico. Cantando las canciones de Boris Vian, un bohemio urbano como él, asegura haber salvado una vida llena de desventuras que sabe, sin embargo, contar sin dramas y pudiendo reírse de todo. “Tres cosas en realidad me salvaron la vida: haber encontrado un amor, tener un programa en Radio 3 y este proyecto discográfico –enumera–. Pero lo que nunca me imaginaba es que las canciones de Vian iban a quedar tan bien traducidas, grabadas... ¡y cantadas por mí!”
El remedio y mi enfermedad
Una de las más oscuras leyendas del rock es la de Roky Erickson, que para evitar la cárcel por posesión de drogas se declaró insano, pero terminó saliendo de la clínica psiquiátrica –-electroshocks mediante– definitivamente loco. Una historia similar, aunque no tan terminal, se puede decir que sufrió Chango, que a los 21 años fue internado por la fuerza en un hospital donde lo tenían atado a una cama, y alguien le comentó de una granja donde los internos estaban libres y deambulaban al sol. Así comenzó su año de suplicios en algo llamado Proyecto Hombre, que recuerda como una suerte de Gran Hermano surrealista, flagelante y cruel. “Me impidieron recibir mis cartas/ me enseñaron a sentirme mal/ me inculcaron tantas culpas que no pude ni llorar/ esta vez fue peor el remedio que la enfermedad”, retrató la experiencia en “Demencia temporal”, uno de los mejores temas de su álbum debut. “Pero también tuvo sus anécdotas, como el subcampeonato que gané en un torneo de paddle entre institutos antidroga –se ríe Chango–. Salimos subcampeones sólo porque mi compañero se puso nervioso en la final. Se inyectaba de todo, era super satánico, pero parece que lo inquietó que todos estuviesen viéndolo jugar.”
Hijo de una madre psicóloga y un neurólogo tan prestigioso que tiene una enfermedad con su nombre, el Síndrome Fejerman (“Que no soy yo, que le choco el coche y cosas peores”, bromea Chango), el joven Andresito siempre fue alentado por la familia en sus andanzas musicales, y también supo fumar a escondidas desde su más tierna edad. Armó su primer grupo a los 12, con su amigo Juampi y Gonzalo Córdoba (luego guitarrista de Suárez) y cuando se empezó a juntar con Pol ya tenían la certeza de que el rock estaba en su futuro. “Estábamos seguros de que éramos unos capos –-recuerda Chango–. Sólo nos faltaba demostrarlo.” El empujón final para lanzarse al ruedo, entonces, lo entregó ese año perdido en el Proyecto Hombre. “Fue lo único bueno de todo eso: después de un año sin música, sólo quería tocar ¡Porque ahí estaba prohibido hasta cantar! Y entonces se armó todo.”
Todo lo que se armó fue Superchango, el grupo con el que Andy y sus amigos entraron rápidamente en la gran familia del rock nacional. “Llenábamos el C.O.D.O. y subía Charly a tocar, íbamos a la casa de Andrés a mostrarnos los temas... ¡Era lo más!” Fueron los primeros conciertos llenos, las primeras buenas reseñas, las primeras chicas que se acercaban a ver qué había por ahí. Pero no duró mucho: al poco tiempo Pol y Chango viajaron por Madrid, Marruecos y Amsterdam, y decidieron que tenían que vivir allá. “Digamos que Pol se lo pensó mejor cuando volvimos... pero yo no.” Además, pese a que todo recién empezaba, la lucha de egos de los Superchango ardía. “Todos componíamos, nos preocupaba dónde estaba cada uno en el escenario, en las fotos... ¡hasta si uno se compraba un pantalón nuevo!” Pero fue la paranoia y la agresividad porteña lo que asegura que lo terminó echando. “Cada vez que salíamos a la calle con los pantalones de colores o las uñas pintadas, sentíamos que se estaba rifando una masacre. En una de ésas debería haberme quedado a hacer algo de dinero, a aprovechar el momento, si es que lo había. Pero el día que aterricé en Madrid vibré una paz que todavía hoy la sigo respirando.” Y si para colmo sus nuevos temas, con el apoyo de Ariel Rot y Calamaro –y el disco de Superchango como muestra– hacen que la poderosa indie DRO le abra sus puertas, ya no hay vuelta atrás. “Me dijeron que querían que fuese el freak de la compañía. Y yo encantado.”
El capitán Angustia
Poco más de una década pasó ya desde aquel debut solista a toda orquesta, y Andy sabe que lo poco que le queda de todo eso es un cierto prestigio como artista de culto. A partir del cual pudo renacer con su flamante Boris Vian, que muy de a poco fue encontrando su lugar primero en su vida, después en el mundo discográfico, y por último en los escenarios. Pero lo cierto es que aún hoy Chango se sorprende por los recursos puestos a disposición de lo que a fin de cuentas era un álbum debut: “Estaba con un nivel de delirio altísimo, y libre como el viento, y estuvimos como cuatro meses grabándolo en sesiones nocturnas. Y cuando la voz ya no me dio más, me pusieron un estudio móvil para ir a grabar a Cádiz, ‘para que el cantante descanse la voz’. Eso se lo pueden hacer a Pink Floyd, pero es inimaginable para un debutante.”
Desde tan arriba sólo es posible caer, y eso es lo que se pasó haciendo Chango durante todos estos años. De hecho, todo empezó con una caída literal: “Haciendo una pirueta me rompí un hueso, que terminó con la grabación de Honestidad brutal mudándose a mi cuarto de hospital. Pero así fue como me pusieron mal el yeso, apretándome el nervio ciático, y no podía caminar.” Ahí nació el Capitán Angustia: si su álbum debut fue un trabajo conceptual sobre las drogas, el siguiente tema fue el bajón que produce cualquiera de ellas. “Me hice el traje de superhéroe, traté de reírme de mí mismo”, recuerda Chango, que después de la edición de ese segundo disco –Las fantásticas aventuras del Capitán Angustia (2001)– no hizo más que seguir por la pendiente. Se fue a vivir primero a las afueras de Madrid, casi en el campo, donde se casó y tuvo una hija. Pero peor le fue cuando volvió a Madrid, a vivir solo en un único ambiente, y terminar debiéndoles dinero a todos sus conocidos, y no tanto. “Eso fue tocar fondo –advierte–. Eso si: nunca me faltó con qué drogarme. Cada vez que salía a la calle alguien me invitaba a algún lado. Lo que no tenía era para comer.” Entre las afueras y el monoambiente grabó Salam Alecum (2002) auxiliado por Fernando Lupano y Tito Losavio, para un productor que prometió todo y no pagó nada. “Una típica estafa del rock”, resume Chango, que dice que apenas si es un demo antes que un disco, y que prefiere olvidarlo. “Aunque en vivo aún toco temas como ‘Calumnias e injurias’ y ‘Los colores del amor’”, concede.
La primera luz al final del túnel le llegó siguiendo un consejo de Albert Pla: para dejar las drogas legales se fue a vivir a un pueblito perdido en el Amazonas, donde reina la ayahuasca. “Ahí pasé la crisis de abstinencia más grande de mi vida –recuerda–. Pero cuando mejor me sentía, tuve una apendicitis mal diagnosticada que devino en peritonitis y casi me muero.” Sus padres volaron a salvarlo a San Pablo, donde había sido bien diagnosticado y operado de urgencia pero donde le habían robado todo. De regreso en Madrid, comenzó a reconstruir su vida, pagando lentamente sus deudas, primero con el estado español. Y, ahora que logró hacerlo, empezó a pagarles a sus amigos. “Es mi deseo para cuando cumpla los 40: no tener nada, ni siquiera deudas.”
A la cama con winnie the pooh
Aunque llegó a Buenos Aires enfurruñado ante la perspectiva de que cada vez que tuviese una entrevista para hablar de Boris Vian todos le terminasen recordando su pasado como estrella de la tele basura, Andy confiesa que está llevando muy bien la experiencia. “El otro día me mostraron algunas de esas apariciones, que nunca había visto. Y me gustó verlas. Porque fue algo vocacional, que hice por las ganas de luchar contra la hipocresía que veía con respecto al tema de las drogas, pensando en amigos que habían pasado más de un infierno por llevar en el bolsillo un porrito”, explica. ¿Cómo fue volver a una Buenos Aires que ahora tiene una revista como THC en el kiosco? “Bueno, nunca falta el perejil que me dice todo este cambio es gracias a mí”, se ríe. Pero lo cierto es que en cada una de aquellas apariciones Andy Chango lucía totalmente convencido y, pese a su aspecto decadente, la batalla intelectual no dejó de ganarla una y otra vez. Pero también así fue como echó por tierra casi definitivamente la posibilidad de ser respetado como músico. “Fue algo muy valiente y desinteresado que hice –calcula–. Pero también es verdad que quería llamar la atención. Estaba dispuesto a ir a cualquier sitio y hacer cualquier cosa para promocionar mi disco. Algo que hoy no haría de ningún modo.”
Aunque como buen porteño ilustrado confiesa tener leídos tanto La espuma de los días como El otoño en Pekín, el ya no tan joven Fejerman confiesa no que no sabía que Vian también escribía canciones hasta que un amigo cayó con la idea de hacerle un disco homenaje. “Pero él quería adaptarlas al rock, y la verdad que cuanto más las escuchaba, más me parecía que tenían que ser con instrumentos antiguos y respetando el estilo original –-cuenta Chango–. Así que hice lo mejor que podía hacer: robarle la idea. Dándole su crédito, por supuesto. Pero haciendo la mía.” Se fueron seis meses detrás de las tres primeras canciones de muestra, pero a partir de entonces el proyecto tomó forma rápidamente. “Además el proyecto apareció justo cuando la crisis que tenía con el discurso del rock y el pop, por esa ansiedad por no repetirme, amenazaba con ser terminal.” ¿Habrá ahora un Boris Vian 2? “La verdad que después de las más de 200 canciones que escuché hasta encontrar las 15 que están en el disco, sería muy fácil hacer eso. Pero no es lo mío. Me gustaría, eso sí, grabar algo nuevo con la misma banda.” Con una semana de funciones en Madrid con el espectáculo, y un año por delante para seguir presentando el disco, Andy Chango tiene tiempo para seguir pagando sus deudas. Pero el tiempo pasa para todos. “La verdad que tenía otra imagen de mí mismo –dice–. Soltero en Buenos Aires, sin mi mujer ni mis hijas, me imaginaba noches de putas y de excesos. Pero todas las noches termino mirando la tele en casa de mis padres, metido en la cama familiar, con mi pijama de Winnie The Pooh”, remata con una sonrisa. Vaya uno a saber si resignada o maliciosa.

Andy Chango, y un pequeño gran show

Seis años después de su última visita a Buenos Aires, Andy Chango volvió para presentar su nuevo trabajo, Boris Vian, y transformó el escenario del ND Ateneo en un bar humeante en el que desplegó, además de un repertorio musical de alto vuelo, una saludable interpretación con aires de crooner. Sin más puesta que una mesita sobre la que la botella de Baccardi y sus cigarrillos no tuvieron paz, Chango recorrió las 12 canciones de su CD, y las potenció con monólogos que, fieles a la ironía del escritor francés, ubicaron en tiempo y espacio a quienes no habían tenido el gusto de conocerlo antes. Una banda dirigida por el pianista Federico Lechner le sirvió al cantante para armar una fiesta en la que no faltó el papel picado ni una corneta de cotillón. Fito Páez y Mavi Díaz completaron el combo. Andy Chango está regresó en la ciudad, y estuvo bueno. ¿Chiche y Mauro? Ausentes sin aviso.

FUENTE: PERFIL & CLARIN

22 de mayo de 2009

Por Fin, Un Hombre De Vian


Casi siete años después de su último paso por Buenos Aires, -vino hace unos meses, en plan familiar-, Andy Chango está de nuevo en la ciudad, con intenciones de presentar su nuevo material.

Claro que el recuerdo de aquella visita, que incluyó un raid por programas de televisión de pésimo gusto, hablando de su relación con las drogas, sigue siendo una marca a fuego. "Cada vez que quiero hablar de Boris Vian, el trabajo que vengo a mostrar, me preguntan sobre el tema", dice, con un fastidio que recicla en mecanismos alternativos. "Cuando me señalan como alguien provocativo, aprovecho y digo que Vian también lo era, y filtro algo de lo que quiero contar".

Y Chango quiere contar que después de cinco años sin ideas -un suicidio artístico y económico en el que apeló a recursos de supervivencia, algunos confesables y otros no tanto-, se metió de cabeza en la obra del escritor, músico, inventor, ingeniero y muchas otras cosas más, y salió de allí con 12 temas de alto vuelo, con una buena dosificación de músicas varias, poesía y club nocturno.

¿Cómo seleccionaste el material?

Fui muy metódico. Me propuse conocer a fondo a Vian. Así que me pasé un año bien bonito, leyendo todo lo que había de y sobre él en Madrid. Y dediqué mucho tiempo a pensar cuáles de sus 300 canciones podía cantar yo. Hubo filtros de todo tipo.

Y una apertura a otras músicas.

Era una manera de reflejar el espíritu de quien en sólo 39 años de vida fue desde ingeniero hasta rey de la noche parisina. Hay géneros, como el blues, la milonga, el poema recitado, que jamás había cultivado. Sin embargo, el humor y la amplitud de Vian me abrieron una puerta que quedará abierta para siempre.

¿El rock y el pop pasaron a segundo plano?

No. El rock me parece fenomenal, pero es una repetición permanente. De acordes, letras y actitud. Ahora lo que me interesa es la diferencia. La gente que se inventa algo propio. Con Boris Vian me puse a estudiar piano y otras cosas, para componer manteniendo la misma formación jazzera de ahora.

¿Es difícil?

Es un trabajo, porque estoy acostumbrado al rock, a tomarme unas copas, fumar algo, poner un ritmito de batería y cantar lo que se me ocurra. Elaborar más las cosas exige estudiar, investigar, conocer otros mundos.

En estos años tuviste una hija, que tiene seis años, te metiste en el mundo del jazz... ¿También cambió tu relación con las drogas?

Sí. Pero no tiene tanto que ver con la paternidad, sino con el paso del tiempo. Yo las cosas que hago las hago para pasarla bien. Y en la medida que el cuerpo ya no lo resiste tanto, dejás de hacerlo para poder despertarte de buen humor todos los días. Ultimamente me aburre horrores hablar de las drogas. Pero, ahí están, para tomarlas. Y no creo que haya que darle demasiadas vueltas al tema. Es medio absurdo estar a favor o en contra de cualquier cosa. Hay que estar a favor de todo.

FUENTE: http://www.clarin.com/diario/2009/05/22/espectaculos/c-00802.htm

Abre Todo Sin Querer

Sonia Betancort dijo...

Anoche, en Rodríguez Peña y Alvear, muy cerca de donde Borges y Bioy soñaron a Bustos Domecq, me encontré con Fito. Fue como la constatación misteriosa de que encontrarse es siempre una caricia y también un milagro, un algo más indescifrable que nuestro cuerpos coincidentes en la fecha y la hora de una noche privadísima, sorprendente. Gracias, Fito, por la sensibilidad y el cariño con que recibiste mi abrazo antes de marcharme de Buenos Aires. Que el milagro se repita!!

Sonia

http://soniabetancortsantos.blogspot.com/

21 de mayo de 2009

Fito Páez Proximos Conciertos


28 MAYO - LUNA PARK - BUENOS AIRES
29 MAYO - LUNA PARK - BUENOS AIRES

Bouchard Nº465 - 21:30Hs
Entradas en venta en www.ticketportal.com.ar




6 JUNIO - SALON METROPOLITANO - ROSARIO
Av. Intendente Lamas 610 - Alto Rosario Shopping




13 DE JUNIO - LA VIEJA USINA - CORDOBA
Rodriguez Peña y Avenida Costanera - 22:00Hs
Las entradas se pondrán a la venta proximamente en Edén (Obispo Trejo 15).
Irán desde los $ 50.




25 JUNIO - TEATRO MUNICIPAL 1º DE MAYO - SANTA FE
San Martín 2020 - Teléfono: (0342) 4571883

20 de mayo de 2009

Fito Páez Visitó el Megadelivery





Habló de sus shows en el Luna Park. Escuchá la nota y mirá las fotos.

En la tarde del lunes, Fito Páez visitó los estudios de Mega, para invitar a los oyentes a sus próximos shows en el Luna Park, el 28 y 29 de mayo.

Páez llega al Luna después de seis años, con un show eléctrico, acompañado por los rosarinos, The Killer Burritos.

Estos shows prometen mucho rock y un repertorio de canciones, versionadas al mejor estilo visceral y crudo de los Burritos. La lista de temas irà desde Taquicardia, pasando por Ciudad de pobres corazones, hasta los temas más recientes de No sé si es Baires o Madrid.

Tocar en el Luna Park es tocar en uno de los lugares más poderosos del mundo, sostuvo Fito y recordó especialmente la primera vez que se presentó allí, con motivo de la presentación de Giros.

Fito también le contó a Susana Fernández Iogha sobre su reciente y exitosa gira por España con el agregado de la ciudad de Londres, presentando No sé si es Baires o Madrid.

Como corolario de la nota se presentó de manera exclusiva en radio el tema Tratame bien, del unitario homónimo que se emite por Canal 13, y que estará incluido en su próxima producción discográfica.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ: http://mega.10musica.com/Novedades-84-Fito-Paez-visito-el-Megadelivery

Fito Páez Adelantó Sus Shows Del Luna


Por la tarde Fito Páez visitó el Megadelivery, el programa que conduce Susana Fernández Iogha de 13 a 17 horas.

En una charla distendida, Fito adelantó lo que serán sus shows del 28 y 29 de mayo en el Luna Park, junto a la banda rosarina The Killer Burritos. Fechas que los oyentes del puro rock nacional no dejarán pasar, ya que Mega 98.3 no solo está regalando entradas a sus fans, sino que también les da la oportunidad de ganar pases exclusivos a la prueba de sonido previa al show, a través de un concurso vía SMS enviando FITO al DIEZ CERO ONCE.

Fito destacó su alegría por volver al Luna después de 6 años. “Es uno de los lugares más poderosos del mundo (…) es muy emocionante”, dijo y recordó que fue ahí donde presentó Giros.

Además, habló de la gira europea que acaba de terminar, donde presentó “No se si es Baires o Madrid”, y que lo llevó por Londres y varias ciudades de España.

También aprovechó la oportunidad para presentar en exclusiva el tema “Tratame bien”, del unitario homónimo que se emite por Canal 13, y que estará incluido en su próxima producción discográfica.

Los audios de la nota y las fotos de la visita de Fito Páez ya pueden encontrarse en el sitio oficial de Mega, entrando a 10Música.com y haciendo click en el link de la radio.

FUENTE: http://www.reporterdelespectaculo.com/2007/view.asp?id=10100

Fito Páez: “Para Mi Hacer Música es Como Respirar”

Capital Federal - El músico y compositor argentino de rock, Fito Páez habló en “La Vuelta” sobre música, fútbol, cine y su próxima presentación en el Luna Park.
Fito aseguró que se vendieron todas las entradas para el recital y que el cantante de los Ratones Paranóicos estará de invitado con quien tocará entre otros temas “sigue girando” último corte de difusión de esa banda.
“Juanse va a tocar con nosotros en el Luna, a lo mejor agregamos otra función porque esta todo agotado”.
El cantante aseguró que desde la presentación de “Naturaleza Sangre que no tocamos ahí”. Y disparó “para mi hacer música es como respirar, es muy difícil poner una intensidad plus a la que ya tiene. Tiene mucha adrenalina, a la sala venís a enrollarte, todos los días encontras un motivo para que te interese”.
“A los Killers Burritos (banda con la que se presenta Fito Páez) no lo estoy apadrinando, ellos son unos músicos increíbles pero de Rosario, que no los conozcan en Buenos Aires no quiere decir que no sean buenos”.
Respecto de su vinculación con el cine y la televisión, el compositor contó que lo “llamó Adrián Suar en un momento y me gusto mucho la idea, para hacer la música de ‘Trátame bien’. Lo deje incubando todo el verano, y cuando faltaban 3 semanas para filmar empecé con una idea y a los 5minutos empecé con otra”.
El guionista y director de “¿De quién es el portaligas?” aseveró que ahora está “reescribiendo una historia que escribí hace muchísimos años y ahora la puedo llevar a cabo con la tecnología. Ya estoy escribiendo el segundo libro. Seguramente la actriz principal sea Celeste Cid”.
“Yo creo q los muchachos de Rosario Central (que se encuentran en promedio de descenso) van a sacar el equipo adelante”.
Sobre la salud del principal referente del rock nacional, Charly Garcia, Fito anticipó “prepárense porque Charly trae unas canciones alucinantes. Confirma otra vez que es una de las personas que sobreviven a sí mismas. Es sorprendente”.
“Sé que el hijo de Cerati es un gran músico pero espero que mis hijos no sigan mis pasos porque son malísimos. Aunque el nene pinta y la nena canta, y mejor que yo. Pero no hay presión de ningún tipo”.
Y reiteró que el show del Luna “va a ser un recital salvaje y elegante”.
Fito Páez se presentará en el Luna Park el 29 de mayo, con un show eléctrico. Después de 6 años, esta vez, se presentará de la mano de los rosarinos, The Killer Burritos, con quienes ya dieron algunos conciertos de puro rock. SIC - Radio Continental

FUENTE: http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=72224

17 de mayo de 2009

Fito Canta En Santa Fe

El 25 de junio se presentará en el Teatro Municipal 1º de Mayo para mostrar su último material: "No sé si es Baires o Madrid". Las entradas anticipadas para el espectáculo que organiza el Gobierno de la ciudad ya están a la venta.
Luego de varios años sin pisar suelo santafesino, Fito Páez regresa a los escenarios locales para presentar "No sé si es Baires o Madrid", su última producción discográfica. Este imperdible concierto tendrá lugar en la Sala Mayor del Teatro Municipal 1º de Mayo el próximo 25 de junio. Las entradas ya están a la venta y pueden adquirirse de forma anticipada en la boletería del Teatro. El precio durante mayo de las localidades anticipadas será el siguiente: plateas, 80 pesos; tertulias, 70 pesos; y generales, 60 pesos.

Éxito rotundo

El espectáculo se centrará en el material que forma parte del CD+DVD "No sé si es Baires o Madrid", un álbum producido a partir de la grabación en directo del concierto que el argentino ofreció hace poco más de un año, el 24 de abril de 2008, en el Palacio de Congresos de Madrid, y en el que, con la compañía esencial de su piano, invitó a subir al escenario a artistas del calibre de Joaquín Sabina, Pablo Milanés, Marlango, Pereza, Ariel Rot, Gala Évora, Diego del Morao, Coki, Sabú, Dani Noel y Mavi Díaz.

Son 20 canciones en el DVD (que además ofrece el documento "Backstage" como bonus track) y 16 en el CD que muestran sólo una parte de la enorme carrera musical de Fito Páez. Entre ellas están El amor después del amor, Yo vengo a ofrecer mi corazón (con Pablo Milanés), Mariposa tecknicolor, Contigo (con Joaquín Sabina), La rueda mágica (con Pereza), Pétalo de sal (con Marlango), 11 y 6, Tumbas de la gloria, Giros (con Ariel Rot), Un vestido y un amor (con Gala Évora)... Es lo último de uno de los artistas mayúsculos de la escena latina, con una proyección que ha roto fronteras y que ha situado a Fito Páez como uno de los grandes de la escena internacional.

Antes de esta placa, el rosarino ganó en la categoría Mejor Álbum Cantautor por su disco "Rodolfo" (2007). En este rubro, se encontraba nominado junto a artistas extraordinarios como Pablo Milanés, Gilberto Gil y Djavan.

Rodolfito

Nacido en 1963 en Rosario (Argentina), a finales de la década de los 80 Fito Páez se unió a la banda de Juan Carlos Baglietto, para pasar después a la de Charly García. Fueron dos grandes maestros que empujaron a Fito a grabar su primer disco en 1984 ("Del 63"), inspirado en el rock, el jazz, el tango y el folclore. En 1984 apareció su segundo disco y, desde entonces, la carrera de Fito Páez ha sido ejemplar. Ha colaborado con Caetano Veloso, Luis Alberto Spinetta, Joaquín Sabina y Phil Ramone, entre otros muchos artistas. Ha publicado álbumes esenciales, como "Ciudad de los pobres corazones" (1987), "El amor después del amor" (1992), "Circo Beat" (1994), "Abre" (1999), "Rey Sol" (2001), "Naturaleza sangre" (2003), "El mundo cabe en una canción" (2006) y "Rodolfo" (2007), grabado a voz y piano, como lo ha hecho también en "No sé si es Baires o Madrid" y como actúa en su gira de presentación de este material. A lo largo de su carrera, Fito Páez ha vendido más de tres millones de discos; ha firmado como guionista y director dos películas y un cortometraje; ha participado como actor en seis filmes, ha compuesto bandas sonoras (entre ellas la de "Martín Hache", de Adolfo Aristaráin)... Es uno de los artistas fundamentales del rock latinoamericano, siempre imprevisible, siempre genial, siempre músico, que vuelve a Santa Fe para presentar en concierto su nuevo álbum, "No sé si es Baires o Madrid".

Ficha técnica

Show: "No sé si Baires o Madrid".

Artista: Fito Páez.

Lugar: Teatro Municipal "1º de Mayo" (San Martín 2020).

Día: 25 de junio.

Localidades: El precio durante mayo de las entradas anticipadas será el siguiente: plateas, 80 pesos; tertulias, 70 pesos; y generales, 60 pesos.

Organiza: Secretaría de Cultura del Gobierno de la ciudad.

Fito Canta Trabajando Sin Descanso

Estamos de enhorabuena: Tras varios años sin que su obra conociera edición en España, el nuevo disco de Fito Páez, el directo No sé si es Baries o Madrid, se edita en nuestro país. Oportunidad que no dejamos escapar para entrevistar a este genial músico –lo de rockero hace tiempo que le viene pequeño– argentino. Uno de los más grandes.

Texto: JUAN PUCHADES.


En los últimos días de su reciente gira española, "bastante cansado y goleado", contactamos vía telefónica con Fito Páez, mientras descansa, o no, en algún hotel entre concierto y concierto. Habla con rapidez y a la primera pregunta le dedica cinco minutos de respuesta pormenorizada. Explica cómo se llegó a la grabación de No sé si es Baires o Madrid, un disco (con DVD), grabado en directo en abril de 2008 en Madrid, en el que contó con la colaboración de Ariel Rot, Diego del Morao, Gala Évora, Joaquín Sabina, Marlango (con Leonor Watling cantando en castellano) y Pereza (además de Mavi Díaz), mientras repasaba algunas grandes canciones de su repertorio acompañado únicamente de su piano y su voz.


En este disco en directo, continúas la línea abierta en Rodolfo que era trabajar tú solo con tu piano –en Moda y pueblo ya hiciste algo parecido, pero con cuarteto de cuerda–, ¿te sientes cómodo con este formato?
En realidad Moda y pueblo fue el comienzo de un laboratorio que empezó antes: en Circo Beat [su estudio de grabación] hice sesiones con gente, sin gente, con diferentes pianos, probando repertorios de otros autores, probando música mía; algunos temas, incluso, en trío, con contrabajo y batería, desligándome un poco de la banda, de la gran banda. Poco después, todo eso terminó, por esas cosas del destino, en un concierto que preparamos con Gerardo Gandini para la Biblioteca Nacional, donde hicimos un repertorio como de quince temas con mi piano y un octeto de cuerda, eso después derivó en Moda y pueblo. Y trabajamos dos años en vivo con Moda y pueblo, que me fue afilando también al trabajar con el piano, con una orquesta, sin tempo, cantando a palo seco, y eso derivó después en Rodolfo, que fue en realidad el anhelo de muchos años por hacer un disco solo. Pero lo que fui encontrando con el tiempo fue que quería hacer un disco solo pero con canciones nuevas, no quería hacer un disco de otros autores. Entonces, en la mezcla de ¿De quién es el portaligas? [el segundo largometraje de Páez como director], que es el momento menos indicado para hacer un álbum, llegaba todas las noches a mi casa y me ponía con el piano, y en dos semanas había compuesto todo el álbum. En las siguientes dos semanas terminé la película, y cuando terminé la película grabé el disco en mi casa. A partir de ahí empecé a tocar solo en vivo, y ya llevo así casi un año y medio. En el medio de todo eso, a Afo Verde, productor de Sony, se le ocurrió hacer algo con piano y voz, con el formato de Rodolfo pero con temas clásicos. La idea era buena, y durante la gira de Rodolfo me preparé los viejos temas y llegó el momento de decidir dónde lo grabamos y no era cosa de grabarlo yo solo en mi casa, entonces pensamos grabarlo en la gira y nos agarró en España. Llegamos a Madrid y el día que llegamos llamamos a todos los colegas y estaban todos disponibles para hacerlo. Así que en medio de la gira me tuve que ir y venir de la ciudad donde estaba tocando para ensayar con ellos. Fue una experiencia maravillosa, de hecho, fue de esas noches donde se alinean todos los planetas y las cosas funcionan tan bien que merece la pena sacar un álbum.

Desde Abre, has ido cambiando el sonido de tu obra, fuiste dejando aquellas producciones más ampulosas, casi spectorianas, y fuiste hacia una sonoridad más directa.
Claro, son otras formas. Eso es permanente, siempre estás intentando buscar algo que no conozcas, intentar investigarlo y ver qué aprendes.

No sé si es Baires o Madrid es un disco que, visto desde fuera, parece pensado claramente para el mercado español.
Sí, eso es lo que puede parecer, pero está lo más lejos de ello que te puedas imaginar [risas].

Por lo tiempos que se han manejado para editarlo, eso parece: Se grabó hace un año en Madrid, en Argentina se publicó en septiembre, y funcionó muy bien, pero aquí ha salido ahora, un año después de la grabación.
Por eso te digo que no hubo ninguna estrategia, nos tocó grabar acá, teníamos buena tecnología, teníamos buenas cámaras y un lugar precioso. Y pensamos "llamemos a algún colega", pero el mismo día que llegamos, y el disco se grabó a la semana. Fue la casualidad.

Es decir, fue bastante improvisado.
Pero no bastante, ¡absolutamente! Salvo los ensayos que tuvimos que realizar, por supuesto.

Acabó siendo un disco de invitados, ¿conocías a todos los colegas que participan o te echó una mano la discográfica?
A casi todos. A Gala Évora sí, porque me habían hablado de ella hacía un tiempito, y vi Lola, la película; me llamó la atención y me llevó a buscar algunas cositas de ella en internet y me gustaron mucho. Cuando llegamos a Madrid, pedí que la llamaran y vino encantada, con Marina Sorin, que es un chelista argentina extraordinaria. A Los Pereza no los conocía y me los presentó Paco Martín [de Sony], que es un viejo lobo de mar muy simpático, me cayeron muy bien; fue precioso, me recordaban a los Tequila de los años 80 "aggiornados", escuché sus discos durante la gira y me gustó el sonido que tenían, son una banda muy ajustada y muy elegante. A Dieguito del Morao, por supuesto; también quería hacer algo con él, pero no sabía qué tema, nos metimos una tarde en Casa Limón a pasar música y quedó esa canción, también grabamos una versión de "Circo Beat" que ahora no recuerdo si está en el DVD [no, no está]. Con Ariel [Rot], imagínate, es como tocar en casa. Con Joaquín [Sabina] tuvimos un almuerzo divino y ensayamos en su casa.

¿Os habíais reencontrado ya?
Sí, en un concierto suyo en el estadio de Boca Juniors.

¡Es verdad!
Y nos reencontramos aquí el mediodía antes del concierto. Y justo estaba Pablito Milanés por acá, pasaba por aquí Pablo, pero dos días, y se vino al concierto. De los Marlango conocía a Leonor [Watling], por supuesto, y conocía uno o dos temas que eran muy diferentes a lo que después terminamos haciendo en el concierto.

Es precioso lo de los Marlango en el disco.
Sí, sí, es muy hermoso, son chicos muy elegantes, y Leonor canta maravillosa. Es extraño explicar esto, porque fue como tocar con gente a la que conoces de toda la vida, y en realidad los acababa de conocer. Fue una hermosa química.

¿No te fuiste poniendo nervioso, porque estás hablando de un proceso muy rápido en el que podía haber salido así de bien o podía haber salido de otro modo?
No, los problemas en la vida son otros, no son tocar el piano y cantar; es verdad, eso es parte de tu vida, por supuesto que lo tienes que hacer bien con quien sea. Pero con la idea del registro, el día del concierto sí estaba un poco nervioso porque nunca había tenido la rutina de tener tantos invitados en una misma noche y estaba muy muy atento a todo, mucho más que siempre. Porque, imagínate, el formato del piano te da mucha libertad, estás muy solo y haces lo que quieres, y cuando tienes tantos invitados casi que es como tener una banda.

O sea, cuando estás tú solo con el piano te permites más libertad en escena.
Sí, cambias la lista, cambias los tonos, alguien del público te pide un tema y lo cantas en el medio de otro. Aquí, de alguna o de otra forma, tuve que ajustarme a un guión, y funcionó.

En principio, viniendo del rock, se podría pensar que es muy duro verte a ti solo con el piano, pero funciona muy bien, y el espectáculo no decae.
El tema es cómo haces la música, en realidad siempre todo arranca en una habitación con un piano y un tipo cantando y escribiendo. No es algo que no sea habitual, de hecho es la forma que más conozco porque, en realidad, es donde más tiempo he pasado: En soledad y al piano. Claro, al mostrarlo en un escenario las cosas adquieren otra dimensión, otro volumen, los silencios, el tiempo entre tema y tema, los cambios de tono, de ritmo, por supuesto eso sí fue nuevo. Pero el hecho de estar con el piano es como si voy a tu casa en tu cumpleaños y animo la fiesta; es más, ¡te ofrezco mis servicios por muy poco dinero! [risas].

Venga, vamos a verlo.
Sí, a ver si así termino haciendo algún negocio en España...

Sí, porque tu relación relación con España es bastante rara: Los años 90 parecía que iban a ser tu puerta de entrada, luego aquel momento que se antojaba el ideal, que fue la grabación del álbum con Sabina, Enemigos íntimos; luego te haces independendiente, regresas a una multinacional... y tus discos dejan de salir aquí. Me parece increíble que El mundo cabe en una canción o Rodolfo no se hayan editado en España.
Mira, es tan complejo el mundo en este momento... siempre lo fue, por supuesto. Pero es muy difícil leer todo, en ese sentido la vida tiene devaneos, tienes tus amigos, tus hijos, la familia, las familias que se van moviendo, que van cambiando. A veces hay cosas que se pueden hacer y otras no, hay momentos también. Entonces, creo que el vínculo está fuerte con España en el sentido de que yo vengo aquí y me siento como en casa, pero por otro lado es cómodo este momento aquí porque puedo salir a caminar por cualquier ciudad de España, y eso también es muy relajado, está muy bueno. Después, que la cosa no haya explotado para el gran público... también puede ser porque mi música no sea una música para mucha gente, y eso también entra dentro de las reglas del juego.

¿Al final será verdad que la distancia es el olvido?
No, porque hacer música no se trata de vender discos, de hecho la expresión musical es un lenguaje de una profunda intimidad, tenga la forma que tenga, compleja o sencilla, entonces eso, a veces, en unos lugares pasa y en otros no tanto. Como también hay lugares, como Colombia, Brasil o Chile que sin tener discos editados he tocado en estadios de fútbol. También puede ser cosa del lenguaje, de las formas que tiene cada lugar, también hay que pensar sobre eso. Y España tiene su forma, no es mejor ni peor que otro lugar, tiene su forma específica que requiere unos elementos que, a lo mejor, mi música no tiene. Está más acotada a un público más pequeño.


EL CINE Y LAS MANOS

Comenzaste a dirigir películas cuando ya tenías una carrera muy sólida detrás, cuando eras un ídolo de multitudes, ¿porqué dar ese paso, qué te aporta el cine que no te aporte la música?
Precisamente por eso, porque tienes el lugar tan instalado que el cine es como empezar de nuevo todo. Puede ser un desafío. Por supuesto que la música, como el cine, son lenguajes, por cierto muy complejos, y nunca terminas de aprenderlos y de aprender con ellos. Pero como desafío personal, el hecho de iniciarme en una nueva disciplina era un desafío personal, era ver cómo aplicar lo que sé en la vida para contar una historia y seguir también conociendo cosas y también para aprender cosas nuevas: A ver cómo se tira un tipo de un séptimo piso y que no se mate pero que parezca que sí se mata; y en el inmediato momento posterior resucitarlo. Aprendes mucho de cómo hacer ciertas cosas.

¿Vas a seguir dirigiendo cine?
Sí, ahora acabo de terminar la primera versión de un libro [guión] nuevo. Así que supongo que eso va a tener diez versiones más hasta que se empiece a mover. Con un poco de suerte, de aquí a un año empezaré a pensar en hacerla.

Qué tiempos se manejan en el cine.
Sí, este guión lo tenía escrito hace veinte años y por cuestiones técnicas en ese momento no se podía realizar porque habían pasado una cantidad de cosas que el proyecto quedó parado. Y ahora, después de muchos años, entre otros tantos que estuve escribiendo, volvió a cobrar fuerza y lo retomé hace unos meses y ahora ya estoy con el primer libro.

A finales de mayo tocas en Buenos Aires, en el Luna Park, y con banda eléctrica, ¿no?
Sí, con los Killer Burritos.

El grupo de Coki.
Sí, te diría que es uno de los mejores grupos de rock que hay en el mundo, con un sonido, una claridad y una precisión alucinantes. Somos el cuarteto de ellos y yo que toco guitarra eléctrica, piano y Hammond, es un sonido de rock. Cero parecido a lo que eran las bandas de El amor después del amor o Circo Beat, que eran más sinfónicas, si quieres, o más poperas. Esto va a ser más sonido de rock.

¿Es el avance de una nueva gira o va a ser un concierto exclusivo para esas dos noches?
No, esa es otra cosa sui generis que nace en el medio de todo eso que te conté antes: Teníamos la presentación de la película ¿De quién es el portaligas? y la banda de Coki hizo uno de los temas principales y tocaba en la película. Entonces, cuando presentamos la película en Rosario nos ensayamos una decena de temas y tocamos esa noche. Y después resultó que también tocamos otro aquí y otro allá y después hicimos un concierto para un montón de gente, y otro en Rosario para 30.000 personas al aire libre en el monumento a la bandera, luego Buenos Aires en un festival, después hicimos Chile, tocamos en Colombia... y ya teníamos un sonido de banda. Así que pensamos en hacer un par de Luna Park, que surgió en medio de todo.

Es decir, es un proyecto que venía de atrás.
Sí, son esas cosas que mientras vas pintando un cuadro, vas haciendo otro.

Veo que tienes muchas manos.
Sí, y me gustaría tener más para, incluso, ¡masturbarme! Tengo que dejar de pintar algún cuadro para poder hacerlo [risas].

¿Tienes nuevo disco en proyecto?
Sí, estoy bastante avanzado con él, tengo una decena de canciones que me gustan y a mitad de año, en agosto, me meteré a grabarlo.




DISCOGRAFÍA DE FITO PÁEZ

Del 63 (1984)
Giros (1985)
Corazón clandestino (CD-Maxi, 1986)
La la lá, con Luis Alberto Spinetta (1986)
Ciudad de pobres corazones (1987)
Ey! (1988)
Tercer mundo (1990)
El amor después del amor (1992)
Circo beat (1994)
Euforia (1996)
Enemigos íntimos, con Joaquín Sabina (1998)
Abre (1999)
Rey Sol (2000)
Naturaleza sangre (2003)
Mi vida con ellas 1 (directo, 2004)
Mi vida con ellas 2 (directo, 2004)
Moda y pueblo (2005)
El mundo cabe en una canción (2006)
Rodolfo (2007)
No sé si es Baires o Madrid (directo, 2008)



FILMOGRAFÍA COMO DIRECTOR

La balada de Donna Helena (mediometraje, 1993)
Vidas privadas (2001)
¿De quién es el portaligas? (2007)

16 de mayo de 2009

Andy Chango En Argentina


Andrés Feherman, más conocido como Andy Chango, un profesional de la ironía y el sarcasmo, presentará su flamante disco titulado Boris Vian el próximo 22 de mayo, a las 21, en el ND Ateneo, sala ubicada en la calle Paraguay 918 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde contará con la presencia del genial músico rosarino Fito Páez como artista invitado.

En este material discográfico editado por el sello SMusic, Chango adaptó al castellano y musicalizó algunos de los poemas y escritos que dejó en su corta vida el polifacético y prolífico artista francés Boris Vian.

Maldito entre los escritores de la segunda posguerra europea, Vian no sólo fue el creador de obras como La espuma de los días y El lobo-hombre, sino que bajo su pseudónimo, Vernon Sullivan, se publicaron novelas irreverentes como Que se mueran los feos, Escupiré sobre vuestra tumba y Con las mujeres no hay manera.

Doce canciones en clave de rock, jazz, blues y sobre todo mucho humor e ironía, son el resultado de este trabajo, cuyo autor radicado hace más de una década en España ha colaborado en varios proyectos con sus amigos Andrés Calamaro, Fito Páez y Ariel Rot, Antonio Serrano y Jerry González, quienes participan también en este disco.

Enviá Fito y Andá Al Luna


Movistar y Sony Ericsson regalan mil entradas para los recitales de Fito Páez en el Luna Park

Sony Ericsson y Movistar regalan 1.000 entradas para los conciertos de Fito Páez el jueves 28 y el viernes 29 de mayo, en el Luna Park.

Los clientes de Movistar podrán participar del sorteo enviando FITO al 302 y así adivinar la canción de la imagen del aviso. De premio, habrá, además de tickets, pases para la prueba de sonido.

Quienes posean el modelo W302, de la línea Walk-man de Sony Ericsson, tendrán triple chance de ganar.

Con tantas opciones (concursos por entradas en Radio Mega, sorteo de entradas en el sitio oficial de MySpace, el descuento del Banco Galicia y esta promoción de Movistar/Sony), el que no va es porque no quiere che!

FUENTE: Carlos Cioce

Desmienten El Supuesto Rechazo De Spinetta A Versionar El Himno


Según trascendidos, el músico se habría negado por considerar que los versos agregados, de la versión original, responden a un “himno de guerra”. Ante la consulta de Terra, los agentes de prensa del proyecto desmintieron la versión y dijeron que Spinetta no fue convocado para el proyecto.
Luis Alberto Spinetta se habría negado a interpretar una renovada versión del Himno Nacional por considerar que su letra es un "himno de guerra", según informa NA.
Sin embargo, la responsable de prensa detrás del proyecto indicó a Terra que la versión es falsa, y que Spinetta ni siquiera fue convocado a participar del proyecto.
La iniciativa citada está a cargo del músico Lito Vitale e incluye una serie de versiones sobre temas patrios que se pretende presentar el 24 de mayo próximo en el Obelisco, en el marco del acto que marcará el inicio de los festejos por el Bicentenario.
Según trascendidos que toma NA, la negativa de Spinetta obedecería al agregado de las estrofas iniciales del himno, de marcado tono bélico para con el reino español.
La primera versión del Himno, que fue adoptado como símbolo patrio en la Asamblea de 1813, era mucho más extensa que la actual.
Las estrofas que se eliminaron hacían alusión a la guerra por la independencia de España: "El clarín de la guerra cual trueno / En los campos del Sud resonó; / Buenos Aires se pone a la frente / De los pueblos de la ínclita Unión, / Y con brazos robustos desgarran / Al ibérico altivo León".
Lito Vitale produjo y grabó remozadas versiones de canciones patrias interpretadas por diversos artistas con motivo del Bicentenario.
Entre esas nuevas versiones se cuentan "El Himno a Sarmiento", interpretado por Kevin Johansen y el cantante de cumbia villera Pablo Lescano; "Mi bandera", por Juan Carlos Baglietto y el grupo No lo Soporto, y "El himno a San Martín" realizado por Emme (la hija de Vitale) y Mike Amigorena (protagonista de "Los exitosos Pells").
Otras temas son el "Saludo a la bandera", cantado por Hilda Lizarazu y Diego Frenkel; "La marcha de San Lorenzo", en versión de Alejandro Lerner, el conjunto Los Tipitos y Andrea Álvarez, y"Aurora" por Patricia Sosa y Roberto Pandolfo.
Las versiones de las canciones patrias se podrán bajar en el sitio: www.bicentenariociudad.gov.ar.

FUENTE:; http://www.terra.com.ar/canales/musica/200/200072.html

11 de mayo de 2009

Todas Mentiras


El cantante rosarino dijo que tiene "el agotamiento lógico por tanta actividad" pero desmintió los rumores que indicaban que estaba internado por sufrir una crisis nerviosa. Desde Rosario, donde descansa tras su gira en Madrid, informó que los recitales del 28 y 29 de mayo en el Luna Park se realizarán.

Fito Páez desmintió estar padeciendo un cuadro de estrés, aunque reconoció que tiene "el agotamiento lógico por tanta actividad" y ratificó sus presentaciones del 28 y 29 de mayo en el estadio Luna Park.

En respuesta a rumores que indicaban que estaba internado con un cuadro de estrés, Fito le dijo al Canal 3 de Rosario que "estoy corriendo con mis hijos por el parque y está todo bien".

"Estoy trabajando muchísimo, eso sí, porque estoy escribiendo una película, estoy preparando el disco nuevo, estoy haciendo unos conciertos y vengo de hacer una gira grande por Europa", repasó el artista.

En declaraciones al magazine "De 12 a 14", apuntó que "no tengo ningún pico de estrés" y hasta se permitió bromear: "que esté trastornado, estoy trastornado hace muchos años. Eso no es ninguna novedad".

Por su parte, los voceros de Páez informaron que Fito "se encuentra en perfecto estado de salud y excelente humor acompañado por sus hijos y descansando desde su reciente llegada de Madrid".

Luego de su exitosa gira europea, donde agotó localidades en todas las plazas donde se presentó, tiene por delante dos funciones en el Luna Park junto a The Killer Burritos.

FUENTE: http://www.elargentino.com/nota-40519-Fito-Paez-No-tengo-ningun-pico-de-estres.html

Resultados De La Encuesta

144 CANCIONES CASI
4 MESES DE ENCUESTAS
MAS DE 1000 VOTOS
ESTAS SON LAS ELEGIDAS
EN LA SUPERENCUESTA LIBREPAEZ
EN BUSCA DE LA MEJOR CANCION DE PÁEZ


Tres Agujas

Yo Vnego A Ofrecer Mi Corazón

Ambar Violeta

Polaroid De Locura Ordinaria

Fue Amor

Tumbas De La Gloria

Las Tardes Del Sol, Las Noches Del Agua

Cadaver Exquisito

Al Lado Del Camino

El Diablo De Tu Corazón

Naturaleza Sangre

Eso Que Llevas Ahí

El Cuarto Del Al Lado


GRACIAS!

AHORA SE VIENE LA ETAPA FINAL...

¿Cuál es la mejor canción que edito Fito Páez
en su rica historia
musical?

Fito Páez Con Felipe Pigna En El "El Espejo Retrovisor"


"EL ESPEJO RETROVISOR"
http://www.canal7.com.ar/canal7/modulos/ficha_programas/ficha.php?id=635
Horario: De 22:00 a 23:00 horas.
Duración: 1 Hora
Género: Interés General.
Conductor: Felipe Pigna.
Programa de análisis y reflexión sobre acontecimientos históricos.


El ciclo, que se emite los miércoles a las 22.15, cuenta con testimonios de los protagonistas, imágenes de los hechos y el análisis de la época en la que ocurrieron, siempre bajo la mirada de Pigna, ex "Algo habrán hecho" (Telefé).

En los próximos programas, Pigna se ocupará de temas como la guerra de Malvinas, el Anarquismo en el país, la censura, el Cordobazo, la nacionalización de la empresa Italo, la creación del Parque de la Ciudad (Interama), el Mundial 78 y los Astilleros Domecq García, entre otros.

Además, el ciclo producido por Nativa Producciones, incluye entrevistas a destacados personajes de la cultura popular como Alejandro Dolina y Fito Páez.

"Porque nada es azaroso ni casual en nuestra historia y como cuando conducimos un auto, cada tanto tenemos que mirar por el retrovisor para seguir avanzando. De eso se trata este ciclo, reflexionar acerca de la historia de todos los argentinos para crear un futuro más justo para todos", definió Pigna.

FUENTE: www.telam.com.ar y www.ciudadfitopaez.blogspot.com

MIRÁ EL VIDEO GRACIAS A EMILIANO: http://webprod2.megashares.com/index.php?d01=47eceaf&sq=&d01go=1&fln=/El.Espejo.Retrovisor.06.05.09.avi

Fito En Londres

Intro de London Calling, el clásico de The Clash y luego Eso que llevas ahí. Uno de los tantos temas del recital de Fito Paez en Union Chapel (London), realizado el 4 de mayo de 2009. Filmado y enviado por Jorge Cónsole



Mas videos acá: http://www.youtube.com/watch?v=c2IkDdsk4ss

Andy Chango En Argentina Junto A Fito Páez

Hace algunos años, Andy Chango abandonaba la segunda línea del rock argentino para sentarse en el living de Mauro Viale y contar sus experiencias cannabicas.

Entonces, el chico que había mostrado sus cualidades de compositor pop en Superchango se erigía en un personaje tan mediático como entrañable y simpático.

Apadrinado por Fito Páez, el cantautor abandona su hogar en España para regresar al país y mostrar su quinto álbum, Boris Vian (2008), en un concierto que brindará el 22 de mayo a las 21hs. en el ND Ateneo. Obviamente, Chango contará con la prestigiosa compañía del autor de “El amor después del amor”.

FUENTE: http://www.10musica.com/notas/109508-vuelve-andy-chango-la-mano-fito-paez

7 de mayo de 2009

Fito Páez Está Suelto en Londres





El rosarino cantó por primera vez en la capital inglesa y lo hizo en el escenario de una antigua iglesia ante una multitud de latinoamericanos. Crónica de una noche de nostalgias que, a partir de las particulares súplicas del público, se transformó en un recital a la carta en el cual Páez repasó todos sus éxitos.

Para sus amigos argentinos, Rosa Orellana es un panqueque, se dio vuelta: hace unos meses fue parte de las voluntarias que contribuyó para la realización de una insólita campaña atea en los buses de Londres y ahora aguarda sentada dentro de una bonita iglesia. No siente culpa ni encontró la fe. "Solo vine a confesarle al padre Fito que lo amo", explica la mejicana y suelta una carcajada que su novio ingles no entiende, aunque aporte su sonrisa. "Lo vi varias veces en el Zócalo del DF, pero acá es distinto", agrega y termina la charla al ver que las luces se apagan y el padre aparece. Y Fito no es otro que Páez, que anoche cantó por primera vez en la capital inglesa y lo hizo en Union Chapel, una iglesia inaugurada en 1806, pero que desde 1991 funciona como un pequeño espacio musical por el que pasaron, entre otros, Noel Gallagher y Patti Smith.

Bajo los primeros acordes del Amor después del amor, y consciente de la enérgica melancolía desparramada en el lugar, Páez soltó un "Buenas noches Buenos Aires" que motivo la primera ovación. Aunque bien podría haber optado por tinelizar el saludo a caballo de un buenas noches América, dada la enorme cantidad de colombianos, chilenos, venezolanos y mejicanos presentes. Con resaca, como el mismo repitió en varias ocasiones, aunque con el humor de una siesta bien dormida, Fito desplegó gran parte de su catarata de éxitos durante casi dos horas; en un show que, por momentos, entregó imágenes casi imposibles de ver en un Gran Rex: cual casamiento o fiesta de 15, los fieles de las primeras filas se acercaban al escenario, se apoyaban distendidos a centímetros del piano del músico y grababan con sus celulares o disparaban foto tras foto sin que nadie los corriera. Solo por momentos, el encargado de seguridad del Chapel intentaba que el público volviera a su lugar, pero la misión duraba lo que un Torpedo de frutilla bajo el sol.

"Ok, vamos con esa, está bien", respondió el músico ante el ruego de una morocha que agitaba una bandera chilena. En segundos, lo que era Circo Beat, se transformó en Polaroy. Sí, un recital a la carta, dentro de un menú que también ofreció La rueda mágica, Dos días en la vida, Tumbas de la gloria. "Esto es hermoso, pero te mata. Mirá, mirá, no paro", le dice Javier, un argentino de 27 anos que hace 5 vive en Londres, a su pareja venezolana mientras duda entre secarse las lágrimas o revolear su remera en A rodar mi vida. Más allá, Soledad, una rosarina que estudia Marketing, asegura que jamás fue a un recital en la Argentina, pero que no dudó un segundo en comprar las entradas. "Es como sentirte en casa por unas horas", sostiene.

Para el final, y con el acople de diferentes ring tones que sonaban desde la platea, Páez cantó a capela Yo vengo a ofrecer mi corazón y desató otra ronda de carilinas. Ya en el camarín, poblado y con catering austero, definió a Ciudad.com sus sensaciones post show: "Si no disfrutás de esto, no entendés nada. Ojalá pueda volver". La misa ya era historia.

Fuente: www.ciudad.com.ar

Fito En Vivo En La Rock And Pop


Fito Páez estará adelantando su presentacion en el Luna Park junto a los Killers Burritos en el esenario "Norberto Napolitano" de la Fm Rockandpop.
Lo hará el día 22 de Mayo. Escuchá la radio en vivo acá: http://blog.fmrockandpop.com/wp-content/themes/rockandpop/radioenvivo/radioenvivo.html 

1 de mayo de 2009

Fito Páez: ´El Amor es mi Única Receta para Crear´


POR: GREGORIO CABRERA

La soledad puede ser bella sólo cuando es deseada. Fito Páez ha elegido enclaustrarse en la intimidad de su piano para embarcarse en la gira de su último álbum, No sé si es Baires o Madrid, una mirada atrás grabada en directo. Las nueve fechas en España incluyen escalas en Tenerife, el viernes uno de mayo, y Lanzarote, al día siguiente. Adiós de momento a las bandas. El perfume del dolor, las sonrisas inolvidables, los amores que quedan después del amor y las pequeñas historias que habitan en más de dos décadas de canciones se sentirán como en casa en un escenario tan despejado, casi fantasmal. El artista, animal humano de Rosario (Argentina), afronta con naturalidad el envite de verse solo ante el abismo del escenario. "La música es un lenguaje. He pasado a lo largo de mi carrera por diferentes etapas. Uno va descubriendo cosas, viste, y yo he hecho un montón de formatos. Ahora le tenía ganas a éste y me he animado", explica en una conversación con este periódico desde el otro lado del gran charco.


Por mucho que se esconda detrás de un piano, a Fito Páez le persigue un público entusiasta a ambas orillas del Atlántico que ha hecho posible la venta de tres millones de sus discos. Transcurrido un cuarto de siglo desde la edición de su primer disco, Del 63 (1984), vuelve a la escena con un directo capturado en el Palacio de Congresos de Madrid y en el que contó con la participación de amigos como Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Pereza, Ariel Rot o Marlango. Aquí repasa su trayectoria en 16 temas. El ejercicio de memoria no le ha provocado ningún estado de extrañamiento. "Uno tiene pocas sorpresas para sí mismo. Las canciones funcionan bien. Temas de hace veinticinco años están andando perfectamente", dice. Sí, ¿pero cuál es la pócima? Fácil: "Con el tiempo uno comprende perfectamente que el amor y la pasión son la única receta para crear".


Fito Páez ha sido de todo en veinticinco años. Pero, ante todo, ha sido el hombre que siempre iba a amar. Llama la atención la ingente cantidad de temas en los que se desnuda como una persona en constante batalla contra el desamor y el olvido. Lo atestiguan gritos vitales como Siempre te voy a amar, Nunca podrás sacarme mi amor, Recuerdos que no voy a olvidar, Tu sonrisa inolvidable o El amor después de amor, incluida en su último trabajo. No olvida, por cierto, su visita de hace dos décadas precisamente a Tenerife y Lanzarote. "Muy lindo aquello, loco...". Hablando de lugares, el disco es también un tributo a Buenos Aires y Madrid, donde Fito Páez ha encontrado calor y amor. "Los sitios son las personas, lo que te estimulen. Hay que ir y ver cómo conectás...".


Poner el retrovisor significa para este polifacético creador encontrarse con las figuras de Juan Carlos Baglietto o Charly García. "Lo mejor que me dejaron estos grandísimos artistas fue la fortuna de estar a su lado y compartir con ellos parte de su vida y ejercer de músico junto a ellos. No hay manera posible de agradecer. ¡Yo he estado con estos músicos tan importantes en su cocina!", termina por exclamar. Sobre los nuevos relámpagos de la siempre tormentosa y eléctrica escena de su país que quizás todavía no han deslumbrado en España aconseja dos. Tomen nota: Coki&The Killer Burritos y Pablo Dacal. "Buenísimos...".


Llega Fito, con su piano. Viene el bardo de Rosario, con sus pétalos de sal y sus flores de amor, blancas como un sentimiento puro, si han visto alguna vez uno.

FUENTE: http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009050100_15_227111__Cultura-Fito-Paez-amor-unica-receta-para-crear

Spinetta por Aznar

Hoy todas las guitarras están de luto
La mía, que tendría que haberse puesto a repasar zambas
sólo puede pensar en la tuya,
tal vez porque el barro
tal vez porque este balcón donde te vi
casi por última vez
mira una nube de la forma y el color
de esas eléctricas con las que soñábamos de chicos
Este balcón que se quedó esperando una charla
unas palabras o un abrazo
más
que yá no llegará
Luto también en las palabras
habituadas como estaban a que les pusieras
cascabeles
guirnaldas asonantes
o ruedas de tren apocalíptico
caleidoscópicos ojos de fertil papel
de tu prolífica pluma
que suma y resta sílabas
del metro patrón de las esferas
apenas solas
a solas penas
Adiós
que sea A-Dios
a sus brazos
a ese rincón de magia
que seguramente Él guardará
para los que se animan a jugar
con los bloques con los que ha construido el mundo
haciendo pequeños nuevos mundos de cuatro minutos
donde el corazón se muestra
y baila desafiando al vacio
Adiós
Mientras me duele el pecho
te imagino en viaje
por inmensidades más vastas que las del Capitán
pero a diferencia de él
sé que tendrás todos los tangos silbados al oído
y nunca faltará un mate
ni perfume a malvones
En todos nosotros se queda un pedacito tuyo
serás inspiración multiplicada por millares
a lo largo de los años
y lo ancho de las geografías
Cambiaste nuestras vidas
abriendole camino a la imaginación
cantándole salvaje o dulcemente
a los misterios que nos habitan
al misterio que somos
Adiós
No me resigno a tener que decirlo
Adiós
mensajero del infinito

Pedro Aznar