8 de julio de 2011

Se Asemejan: Aloras/Spinetta

Nueva cancion de Aloras 12



Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean.

Se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan.

Se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran.

Se distienden, se encarnan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen.

Se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan.

Se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan.

Se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan.

Se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden y se entregan.

Me trajo al recuerdo una cancion de Luis ALberto



Árbol, oja, salto, luz,
aproximación,
mueble, lana, gusto, pie,
te, marcas, miradas
Nube, loba, dedo, cal,
gesticulador,
hijo, cama, menta, sien,
rey, fin, sol, amigo, cruz.
Alga, dado, cielo, riel,
estalactita, mirador, corazón.
Hombre, rayo, felpa, sed
extremidad, inslación, parecer.
Clavo, coito, Dios
temor, mujer, por.

Siento que hablan de lo mismo, aunque la letra de Gonzalo acompaña la melodía y la letra de Luis la va haciendo.


(Me acabo de neterar que "12" poema de Olivero Girondo con música de Gonzalo Aloras, lo mimso da)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Opino. Respeto el trabajo de Gonzalo, lo he visto en recital en Baires, lo he visto en España acompañando a Páez, escucho sus novedades... Y siempre me queda esta sensación, se parece demasiado a alguien. Cualquier obra tiene referencias, es inevitable,pero queda un regusto amargo de poca originalidad cuando escuchas y te viene a la mente otro tema de súbito. Y eso es lo que no me gusta de Aloras. Y Déjalo entrar es Getting better de los Beatles,sigo? podría decirte diez suyas calcadas a otras diez... Ojo, que yo voy a verlo y le apoyo, pero lo que es, es.....y sí, otra más. Saludos. No hay nadie más en la casaaaaa?Esto parece el hotel del Resplandor de Kubrick( me pido el niño que habla con el dedito)
Hada M.

Lucas dijo...

Esa poesía es de un escritor llamado Oliverio Girondo, no de Aloras

Mario Alvarez dijo...

Si si ya estab aclarado!

Café Azar dijo...

El poema de Girondo es de 1932 y Spinetta ha sido muy influenciado por su poesía.

Spinetta por Aznar

Hoy todas las guitarras están de luto
La mía, que tendría que haberse puesto a repasar zambas
sólo puede pensar en la tuya,
tal vez porque el barro
tal vez porque este balcón donde te vi
casi por última vez
mira una nube de la forma y el color
de esas eléctricas con las que soñábamos de chicos
Este balcón que se quedó esperando una charla
unas palabras o un abrazo
más
que yá no llegará
Luto también en las palabras
habituadas como estaban a que les pusieras
cascabeles
guirnaldas asonantes
o ruedas de tren apocalíptico
caleidoscópicos ojos de fertil papel
de tu prolífica pluma
que suma y resta sílabas
del metro patrón de las esferas
apenas solas
a solas penas
Adiós
que sea A-Dios
a sus brazos
a ese rincón de magia
que seguramente Él guardará
para los que se animan a jugar
con los bloques con los que ha construido el mundo
haciendo pequeños nuevos mundos de cuatro minutos
donde el corazón se muestra
y baila desafiando al vacio
Adiós
Mientras me duele el pecho
te imagino en viaje
por inmensidades más vastas que las del Capitán
pero a diferencia de él
sé que tendrás todos los tangos silbados al oído
y nunca faltará un mate
ni perfume a malvones
En todos nosotros se queda un pedacito tuyo
serás inspiración multiplicada por millares
a lo largo de los años
y lo ancho de las geografías
Cambiaste nuestras vidas
abriendole camino a la imaginación
cantándole salvaje o dulcemente
a los misterios que nos habitan
al misterio que somos
Adiós
No me resigno a tener que decirlo
Adiós
mensajero del infinito

Pedro Aznar