12 de julio de 2011

Fito Páez sobre el triunfo de Macri en la ciudad: "Da asco la mitad de Buenos Aires"

Por Fito Páez *
Nunca Buenos Aires estuvo menos misteriosa que hoy. Nunca estuvo más lejos de ser esa ciudad deseada por todos. Hoy hecha un estropajo, convertida en una feria de globos que vende libros igual que hamburguesas, la mitad de sus habitantes vuelve a celebrar su fiesta de pequeñas conveniencias. A la mitad de los porteños le gusta tener el bolsillo lleno, a costa de qué, no importa. A la mitad de los porteños le encanta aparentar más que ser. No porque no puedan. Es que no quieren ser. Y lo que esa mitad está siendo o en lo que se está transformando, cada vez con más vehemencia desde hace unas décadas, repugna. Hablo por la aplastante mayoría macrista que se impuso con el límpido voto republicano, que hoy probablemente se esconda bajo algún disfraz progresista, como lo hicieron los que “no votaron a Menem la segunda vez”, por la vergüenza que implica saberse mezquinos.

Aquí la mitad de los porteños prefiere seguir intentando resolver el mundo desde las mesas de los bares, los taxis, atontándose cada vez más con profetas del vacío disfrazados de entretenedores familiares televisivos porque “a la gente le gusta divertirse”, asistir a cualquier evento público a cambio de aparecer en una fotografía en revistas de ¿moda?, sentirse molesto ante cualquier idea ligada a los derechos humanos, casi como si se hablara de “lo que no se puede nombrar” o pasar el día tuiteando estupideces que no le interesan a nadie. Mirar para otro lado si es necesario y afecta los intereses morales y económicos del jefe de la tribu y siempre, siempre hacer caso a lo que mandan Dios y las buenas costumbres.

Da asco la mitad de Buenos Aires. Hace tiempo que lo vengo sintiendo. Es difícil de diagnosticarse algo tan pesado. Pero por el momento no cabe otra. Dícese así: “Repulsión por la mitad de una ciudad que supo ser maravillosa con gente maravillosa”, “efecto de decepción profunda ante la necedad general de una ciudad que supo ser modelo de casa y vanguardia en el mundo entero”, “acceso de risa histérica que aniquila el humor y conduce a la sicosis”, “efecto manicomio”. Siento que el cuerpo celeste de la ciudad se retuerce en arcadas al ver a toda esta jauría de ineptos e incapaces llevar por sus calles una corona de oro, que hoy les corresponde por el voto popular pero que no está hecha a su medida.

No quiero eufemismos.

Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas. Simplones escondiéndose detrás de la máscara siniestra de las fuerzas ocultas inmanentes de la Argentina, que no van a entregar tan fácilmente lo que siempre tuvieron: las riendas del dolor, la ignorancia y la hipocresía de este país. Gente con ideas para pocos. Gente egoísta. Gente sin swing. Eso es lo que la mitad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quiere para sí misma.

FUENTE: Pagina/12

8 comentarios:

flavio pigazzi dijo...

yo me siento obligado a dudar de la autenticidad de estas frases, por la sensilla razón que a Fito lo quiero, lo quiero aunque sea distinto a mi, lo quiero porque lo se un tipo generoso, un tipo positivo, un tipo sensible, un tipo que inspira.

estas lineas no son de Fito, son un hombre intolerante que jamás podría haber escrito y vivido tan maravillosas canciones.

yo a fito lo quiero y defiendo de esta falsificación, hecha por algún empleado público mediocre que solo vive para quedar bien con sus jefes.

some suede afternoon dijo...

ay flavio andà a ver tinelli y votar a macri...

què le pasa a la gente? por què los que no queremos esta lacra y opinamos a si se nos tilda de empleados pùblicos pagados por el gobierno o algo asi???
es un mensaje que tiran de la tele? yo no veo tele por eso pregunto ni leo diarios ni nada...

me copa que gane macri porque va adejar limpia la ciudad de la clase mediopelo que lo vota se vana tener que ir a vivir a villa riachuelo por giles...

Mario Alvarez dijo...

Las palabras son de Fito Páez, Flavio.
Es el tema del momento en Argentina, duras, sí; valientes, sí... sanguineas como lo eran contra Menem hace unos años... no lo enjuicio, soy muy así también... sólo un punto de vista... estás de acuerdo, o no.

Lilian dijo...

Muy bien Fito, muy muy bien, me quedo gratamente sorprendida.
Saludos!

Mario Alvarez dijo...

Sorprende que Fito divida asi... cuando decís "la mitad" dividís... es raro volver a leerlo... sabiendo aún que son palabras de Fito... dar es dar, unir las puntas de un mismo lazo, no sé... a veces es mejor quedarse quieto con un trago en la mano en un rincón... a vecés no...más vale sigo escuchando Dacal para digerir esto.

Anónimo dijo...

fito puede decir lo q quiera ,, pero el populismo lo inventaron los peronistas asi que si el populismo vota a macri q no jodan ,,

flavio pigazzi dijo...

a los prejuicios de some... le respondo que no veo a tinelli, que nunca me gustó.

de los empleados publicos ya hablo Fito Paez en al lado del camino.

Mario, obviamente que lo escribio Fito, pero todos tenemos un mal dia, un brote de bronca que nos lleva a expresarnos mal, muy mal. Por eso, lo que quiero rescatar es que hay un fito inteligente, tolerante, creativo, sensible que esta ausente en esa nota.

Ahora no se puede pretender la libertad de insultar a los que no piensan como uno, justamente porque esa gente ejerce la libertad de votar.

La libertad si funciona en un solo sentido, en forma ilimitada, es violencia, aunque sea verbal.

Anónimo dijo...

y si ves Tinelli, qué??? y si votás a Macri, qué??? No estamos en democracia??? o para este gobierno y los que lo siguen siempre hay que opinar y hacer lo que a ellos les parece??
Y si, hay gente que quiere volver al nacionalismo de derecha, la otra mano hasta ahora no funcionó!

Spinetta por Aznar

Hoy todas las guitarras están de luto
La mía, que tendría que haberse puesto a repasar zambas
sólo puede pensar en la tuya,
tal vez porque el barro
tal vez porque este balcón donde te vi
casi por última vez
mira una nube de la forma y el color
de esas eléctricas con las que soñábamos de chicos
Este balcón que se quedó esperando una charla
unas palabras o un abrazo
más
que yá no llegará
Luto también en las palabras
habituadas como estaban a que les pusieras
cascabeles
guirnaldas asonantes
o ruedas de tren apocalíptico
caleidoscópicos ojos de fertil papel
de tu prolífica pluma
que suma y resta sílabas
del metro patrón de las esferas
apenas solas
a solas penas
Adiós
que sea A-Dios
a sus brazos
a ese rincón de magia
que seguramente Él guardará
para los que se animan a jugar
con los bloques con los que ha construido el mundo
haciendo pequeños nuevos mundos de cuatro minutos
donde el corazón se muestra
y baila desafiando al vacio
Adiós
Mientras me duele el pecho
te imagino en viaje
por inmensidades más vastas que las del Capitán
pero a diferencia de él
sé que tendrás todos los tangos silbados al oído
y nunca faltará un mate
ni perfume a malvones
En todos nosotros se queda un pedacito tuyo
serás inspiración multiplicada por millares
a lo largo de los años
y lo ancho de las geografías
Cambiaste nuestras vidas
abriendole camino a la imaginación
cantándole salvaje o dulcemente
a los misterios que nos habitan
al misterio que somos
Adiós
No me resigno a tener que decirlo
Adiós
mensajero del infinito

Pedro Aznar