1 de febrero de 2010

CONFIAR O NO CONFIAR EN PAEZ

Más respeto que soy...
Por Pablo Leites

No se trata de si es más o menos rock, o más o menos pop. Someter a la evaluación artística a Fito o a cualquier exponente actual del (bastante alicaído) “puro rock nacional”, en esos términos habla peor del examinador que de los examinados. Es decir... ¿no va siendo hora de que efectivamente les demos a las canciones un lugar propio más allá de lo que el clasificador de géneros diga?

Con la obra de Páez, además, conviene no perder de vista que quien firma las canciones es uno de los pocos capaces de sostener de manera digna un repertorio puertas afuera del bendito circuito local. No hay muchos que por estos días puedan defender una reputación en países donde la industria discográfica suele ser bastante más seria que aquí (España y México).

Fuera de devaneos estilísticos, Tiempo al tiempo es el testimonio de un artista maduro, tan consciente de sus altos y bajos como de la pulsión creativa. “La verdad es que ya aprendí a esperar que se escriba sola la canción”. Una declaración de principios sobre un estado de autosuperación. El viejo Rodolfo parece haber entendido que la mayor parte de los tributos no se reciben en vida, y que usar la energía razonablemente también consiste en enfocarse en ser un artista, antes que reclamar el bronce. Para redondear lo que ya es una buena canción, la letra reincide en una buena y rara costumbre: la de mencionar a compañeros de ruta. Ahora el guiño es para Los Auténticos Decadentes. Como diría Calamaro, “eso pasa poco ahora. Respeto”.

Lejos de los extremos
Por Nicolás Marchetti

Tiempo al tiempo, el corte del próximo disco de Fito Páez, tiene una estrofa fundamental. Dice así: “La verdad es que ya aprendí a esperar que se escriba sola la canción. Cada cosa en su justo lugar. Dale tiempo al tiempo”. Fito ya dejó de escribir canciones urgentes para llenar el plato de comida, escupir injusticias o bien transformar en arte un sentimiento tan vital como el amor. Fito ya tiene tiempo para hacer lo que quiera. Para darle tiempo al tiempo, para encontrar inspiración en Rosario, en Río o en La Cumbre, o donde piense que ésta puede estar escondiéndose.

Pero, la verdad, desde que Fito se quedó sin necesidades básicas insatisfechas, sus discos nunca terminaron de cerrar, a excepción de Naturaleza sangre, compuesto tras la ruptura con Cecilia Roth. Tal vez sean los extremos que tuvo que vivir a lo largo de sus 47 años los que verdaderamente le rindieron como combustible para componer las grandes obras que compuso.

Porque, seamos claros, estamos hablando de un gran músico, pero que simplemente ya no hace discos como los de antes, y es lógico que sea así. Lo sabemos todos, por eso en sus conciertos privilegia los temas de los ’80 y los ’90, sus décadas de gloria, donde compuso Giros o Tercer Mundo.

Incluso con la canción de la serie Tratame bien caló más hondo que esta Tiempo al tiempo. Ojalá que este corte sea una mala elección de su compañía discográfica y que el disco, Confía, que sale el 16 de marzo, sea un buen regalo para todos los que disfrutamos de su música alguna vez.

6 comentarios:

D|Verse|City dijo...

Tengo toda la discografía del tipo. Y en mi estimación, sus mejores producciones son las recientes. No que no valore el 'ayer'. Pero simplemente no podemos evitar que suceda que muchos valoren más su obra inicial que la actual. Tampoco debiera evitarse que otros, quizás el mismo Páez, valoren muchísimo también su obra reciente y producciones. Me parece majadería que la gente siga queriendo que suene como antes. Un músico real no se queda con la mísma fórmula. Y un apreciador de la música, debiera tratar de incorporar esa tendencia también.

librepaez dijo...

D|Verse|City muy buen comentario, teniendo en cuenta que lo empecé a escuchar hace mas de 14 años, hoy en día El Amor Despues... es una obra vieja, aunque inmejorable. No podemos hacer cosas fantasticas siempre. Pasa con Charly (Clics Modernos-Rock And Roll Yo) o en muchos artistas locales, salvo raros casos como Calamaro que fue de menos a mas... y que se yo, dale tiempo al tiempo....

GRACIAS POR TU COMMENTS AYUDA A ENRIQUECERNOS Y PENSAR.

Ex-socio de CircoBeatClub dijo...

La pereza nunca podrá ser justificada. Cuando no hay mucho que decir es mejor callar. La autocomplacencia y la complacencia para con quienes queremos es un crimen.

Periscio dijo...

Con respecto a la crítica de Pablo Leites, ¿Quién le dijo a este señor que la industria discográfica es más seria en México y España que en Argentina? Yo creo que en ambos países tanto México cómo España es aún más canibal y salvaje... pero ¿seria? Hace muchisimos años que esos países perdieron los estilos. Además habla de sostener un repertorio en el exterior, por lo cual no sé que tenga que ver la industria, si el repertorio se sostiene con la consistencia de la obra. Hay muchos artistas argentinos que tienen una carrera en el exterior y no estoy hablando de mainstream, te podría nombrar desde Los Natas hasta La Chicana en planos bien disímiles. Yo creo que a Paez se le acabo hace un buen tiempo la creatividad sin embargo para alguien que hace más de 15 años que los escucha, el cariño puede más y seguiré esperando a ver si alguna canción me arranca algo más que decepción.

D|Verse|City dijo...

@Librepaez: Es cierto, justo comencé a fijarme en Páez para la misma época. Es cierto, ya nada de lo que hace suena como el Amor después del Amor, pero precisamente mucha gente critica ese disco como su obra más pop, y comercial. Curiosamente Paez mismo admite que ya no es como antes, ahora busca la simpleza. Lo he leído decir que hasta ha pensado en publicar sus propios demos. Desdramatizó la música. Y no es casual que poco a poco le dé mas importancia a tocar solo con un piano, que a todo lo que vimos cuando debutó con canciones como "Cadaver Exquisito". Significa que es fantástico que produzca más simplificado? En lo personal me ha gustado mucho que su exploración permita salirse de su propio canasto. A mí no me paree mal la canción esta nueva de Páez, deduzco que vos sos argentino y por eso tal vez estás acostumbrado a música tan buena que te desmoraliza cuando no lo sients asi. Yo soy tico. Y escuchar esta música es un oásis. Tal vez como decís, 'dale tiempo al tiempo'. Pero para contestar con otra cita de el, yo diría, 'lo importante no es llegar, lo importante es el camino'. Hay que disfrutar por donde el tipo este se le pega la gana pasar. Saludos!

librepaez dijo...

Ex-socio de CircoBeatClub Eso que decís es medio como inevitable, se que soy muy complaciente mas de una vez, es una enfermedad de cariño.

Debo aclarar que esta canción no es lo que esperaba de Páez, aún así no me desepciona. Aunque el tipo siempre terminó haciendo lo que no me esperé en todo este tiempo, me ah sorprendido para bien (Circo Beat, Abre, Naturaleza Sangre) y este tema no refleja un disco, tampoco lo reflejaba "El diablo de tu corazón" de Rey Sol y mucho menos "Te aliviará" de El mundo cabe en una canción...

GRACIAS POR SUS COMMENTS

Spinetta por Aznar

Hoy todas las guitarras están de luto
La mía, que tendría que haberse puesto a repasar zambas
sólo puede pensar en la tuya,
tal vez porque el barro
tal vez porque este balcón donde te vi
casi por última vez
mira una nube de la forma y el color
de esas eléctricas con las que soñábamos de chicos
Este balcón que se quedó esperando una charla
unas palabras o un abrazo
más
que yá no llegará
Luto también en las palabras
habituadas como estaban a que les pusieras
cascabeles
guirnaldas asonantes
o ruedas de tren apocalíptico
caleidoscópicos ojos de fertil papel
de tu prolífica pluma
que suma y resta sílabas
del metro patrón de las esferas
apenas solas
a solas penas
Adiós
que sea A-Dios
a sus brazos
a ese rincón de magia
que seguramente Él guardará
para los que se animan a jugar
con los bloques con los que ha construido el mundo
haciendo pequeños nuevos mundos de cuatro minutos
donde el corazón se muestra
y baila desafiando al vacio
Adiós
Mientras me duele el pecho
te imagino en viaje
por inmensidades más vastas que las del Capitán
pero a diferencia de él
sé que tendrás todos los tangos silbados al oído
y nunca faltará un mate
ni perfume a malvones
En todos nosotros se queda un pedacito tuyo
serás inspiración multiplicada por millares
a lo largo de los años
y lo ancho de las geografías
Cambiaste nuestras vidas
abriendole camino a la imaginación
cantándole salvaje o dulcemente
a los misterios que nos habitan
al misterio que somos
Adiós
No me resigno a tener que decirlo
Adiós
mensajero del infinito

Pedro Aznar